Atención al detalle

(Scroll down for English)

Un amigo con un intento fallido de té cuando no puedes levantarte de la cama. Unas carreras bajo la lluvia en plena noche de Shabbat. Pizza a domicilio a las 10:00, (la hora decente a la que se debería cenar). Una profunda conversación a la luz de la luna en el lugar más bonito del campus.

Y puede sonar a cliché, pero son estos momentos, tan cortos en el tiempo, los que declinan la balanza y convierten un día gris en un día inolvidable. Cuando vives en un tu propio colegio  puedes llegar a volverte loco y no dejar hueco a la improvisación. Es en ese instante en el que necesitas que tus compañeros de habitación pongan una canción a todo volumen y empezar a cantarla como si se os fuera la vida en ello.

Nunca había sido tan consciente de la importancia de los pequeños detalles.


A friend with an unsuccessful attempt of tea when you can’t get out of bed. Running under the heavy rain in the middle of Shabbat’s night. Pizza at 10.00 (the decent hour to have dinner). A deep conversation with the moon shining in the most beautiful place on campus.

It may sound as a cliché but these are the moments that will decline the scales and will transform a grey day into an unforgettable one. When you live 24/7 in the same place you may become crazy/lazy/boring. It is in that moment when you need your roommates to play music blasting at full volume and start singing as if our lives depended on it.

The small things mean the most.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s